COMO CUIDAR TU CABELLO EN VERANO.


10 May
10May

Todos conocemos ya la necesidad de proteger nuestra piel del sol, con una pantalla de protección solar, pero ¿y el pelo? El pelo también sufre y es nuestro gran olvidado en verano, Protégelo del sol y presume de melena.

Una excesiva exposición al sol puede hacer que nuestro pelo se vea opaco, decolorado y frágil, y que además sea propenso a las puntas abiertas y el encrespamiento.

¿Por qué pasa esto?

Cuando la radiación de la luz ultravioleta (UV) penetra en la cutícula del cabello (la capa protectora más externa del eje del pelo), pueden producirse unas moléculas altamente reactivas llamadas "radicales libres", capaces de provocar daños de diferentes maneras:

Cambios de color: La melanina, el pigmento natural que le da color al pelo, nos regala cierta protección: combate a los radicales libres y también absorbe y filtra luz UV. Sin embargo, la radiación UVA excesiva altera el pigmento, causando cambios de color. Pasa en todos los tipos de cabello, aunque el daño es más visible en el pelo de color claro, que contiene menos melanina, dejando ese aspecto desgastado y seco que vulgarmente llamamos “pelo paja”

La luz del sol también seca el pelo, y desvanece cualquier color artificial que hayamos puesto, dándole ese matiz anaranjado a los tonos claros, y rojizo a los más oscuros.

El daño estructural: Con la exposición a la radiación UVB, los radicales libres atacan a las proteínas del cabello, especialmente a la queratina, que es la que compone el eje del pelo principalmente. Este daño es más grave que el efecto de la radiación UVA.


Por supuesto, el daño solar en el cabello no es tan grave como el daño en la piel. Las partes vivas de pelo (folículo, raíz, vaina de la raíz y la glándula sebácea) se encuentran debajo de la piel y están protegidas. El eje visible, el pelo en sí, no está vivo, por lo que no puede desarrollar ninguna enfermedad debido a la exposición UV. Incluso si está dañado, pronto será reemplazado gracias al crecimiento. Pero aun así debemos protegerlo.

Eso sí, a corto plazo, el cabello dañado afecta a la apariencia, que tiene incidencia directa en nuestra imagen y la confianza en nosotros mismos. Por ello, si no nos sentimos felices y a gusto con el aspecto de nuestro cabello, tal vez podamos sentirnos inseguros e incómodos.


Protectores solares para el cabello

Ahora, afortunadamente, es posible proteger nuestro pelo del mismo modo que cuidamos nuestra piel de forma rutinaria, con protectores solares para el cabello. Son relativamente nuevos en el mercado, y están diseñados para filtrar la reparación UV y proteger el cabello. Algunos champús y acondicionadores sin aclarado ya contienen protector solar, y también hay aceites y aerosoles con FPS (factor de protección solar). De cualquier forma, toma precauciones y lee bien la etiqueta porque algunos de estos aerosoles pueden contener alcohol, un ingrediente que también podría dañar el cabello.

Nosotros os presentamos KINACTIF SUNCARE unos pack compuestos por shampoo, reconstructor y protector. Cuida y protege tu cabello bajo el sol con un sencillo protocolo de tres pasos.


1 protege. SUNCARE PROTECTOR es un tratamiento protector solar intensivo, resistente al agua, que actúa como barrera frente a las agresiones del sol, el mar y el cloro de las piscinas. Protege el cabello dañado de los rayos solares, evitando la alteración del color y previniendo su deshidratación.


2 lava. SUNCARE SHAMPOO lava suavemente el cabello expuesto al sol, agua salada y cloro. Su innovadora formula hidrata y nutre profundamente los cabellos resecos por los rayos UV y ejerce una acción purificante contra sal y cloro.


3 restructura. SUNCARE RECONSTRUCTOR es un tratamiento reconstructor ultra rápido para el cabello expuesto al sol, agua salada o cloro. Haciendo la función de un after sun fortalece y regenera la estructura interna del cabello. Repara e hidrata de forma inmediata e intensiva la fibra capilar.

Aun así, la ciencia de la fotoprotección del cabello es todavía un campo relativamente nuevo, así que no está de más tener en cuenta estos otros consejos de protección:

Usa un sombrero. Los mejores son los de ala ancha, busca uno que esté fabricado con un material que permita que el cabello y cuero cabelludo respiren.

También puedes recogértelo en una trenza, o cubrirlo con un pañuelo. ¡Si te recoges el cabello hacia arriba no olvides poner protección en tu cuello y orejas por detrás!

Hidrata el cabello para evitar que se seque excesivamente. Algunos expertos en el cuidado del cabello recomiendan frotar con aceites naturales como el aceite de árbol de té.

El pelo mojado es más débil y vulnerable al daño. Si vas a nadar, enjuágalo primero con agua limpia para protegerlo de la decoloración por el cloro y la sal.

Recoge el cabello largo para evitar enredos, y rocía con protector solar. Después de nadar, enjuaga de nuevo con agua limpia y vuelve a aplicar la protección solar.


¡Con estos simples consejos y el uso de un buen producto, este verano podrás lucir pelazo este verano!

MANU MARFIL

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.